▷ Recupera hoy tu vida. Crea tu camino
crea tu propio camino en farmacia


Lunes por la mañana, suena el despertador y un día más tienes que levantarte para ir a trabajar a la farmacia.

Un día más o un día menos.

Qué más da...

Ya hace demasiado tiempo que los días son todos igual.

5 días hasta el viernes por la tarde, ¿o este sábado te tocaba trabajar también? ¿Cuándo tenías la siguiente guardia?

Miras el calendario buscando el próximo puente como consuelo.

A continuación echas un vistazo al WhatsApp, y ya ves en el grupo de la farmacia que pregunta la jefe qué quién hizo la venta de la señora Milagros. Que ha revisado la hoja de precintos y falta un Omeprazol 20 de 28.

El niño ha tenido fiebre esta noche y no habéis podido descansar bien ninguno. Se lo llevas a casa de tu madre corriendo antes de ir a trabajar a la farmacia. Aunque la abuela está encantada, te sientes culpable por tener que recurrir a ella.

Te despides de tu marido sin emoción ninguna y vas a por el coche.

Comienza el estrés y la misma "rat race" de todo los días. La misma rutina de siempre, el "día de la marmota" de nuevo...

Enciendes la radio de coche y rezas para que haya sitio para aparcar cerca de la farmacia. Otra vez el tema de las pensiones. Parece que todavía no es suficiente retrasar la edad de jubilación a los 67. ¿Cuántos años me quedan hasta los 67?

Piensas que si cuando llegues a esa edad estarás igual que los abuelicos de la farmacia. Polimedicada y con dolores. ¿Y es entonces cuando ya serás libre y podrás empezar a hacer lo que quieras?

Y hasta entonces tienes que renunciar a tus sueños por seguir el camino que se supone que tienes que seguir. Para conseguir un trabajo fijo y una (falsa) seguridad.

¿Por qué alguien me tiene que decir cuántas horas tengo que trabajar a la semana, cuánto dinero tengo que ganar y cuándo me tengo que jubilar? ¿Por qué a todo el mundo, haga la actividad que haga, tiene que trabajar exactamente 8h al días?

Tus padres están orgullosos de ti. No desaprovechan la ocasión de decir: "Mi hija la farmacéutica".

Al principio tu trabajo en la farmacia te parecía muy estimulante, sobre todo el contacto directo con las personas. Ayudarlas en sus problemas de salud con tu consejo farmacéutico y aplicando todo lo que habías aprendido en la facultad.

Pero ahora el horario y las tareas rutinarias te abruman. Tus piernas están cada vez más cansadas y no pierdes de vista el taburete. Has empezado a tomar venotónicos y temes que llegue el día que tengas que usar medias de compresión.

Llegas a la farmacia y empieza el mismo ritual de todos los días. Preparas el pedido, revisas y firmas las recetas antes de que llegue el pico de gente de la mañana y se junte con la recepción del siguiente pedido.

Has hecho un montón de cursos de formación continuada de laboratorios y del colegio, pero sigues cobrando prácticamente lo mismo y trabajando las mismas horas o más.

La farmacia ha ampliado el horario y ahora trabajas más sábados. Y cobras menos guardias, porque con la ampliación del horario, las guardias sólo cuentan en los días festivos.


horario laboral farmacia


Te preguntas qué has hecho mal.

¿Cuánto hace que no has tenido un día para ti misma?

Por alguna razón asumiste que dedicar tu vida al trabajo era lo que había que hacer.

Creíste que ser responsable significaba renunciar a tus sueños.

Tienes una mezcla de emociones: impotencia, tristeza, rabia, decepción y ganas de cambiarlo todo. Pero no lo haces porque el miedo te lo impide. Así que has optado por la resignación.

Sabes que tienes que cambiar pero no sabes cómo hacerlo. Temes que las cosas no salgan como tú quieres.

Te sientes atrapada sin saber qué camino elegir para escapar.

En lo más profundo de tu corazón sabes que no estás aprovechando todo tu potencial.

 

¿Sabes cuál es el lugar más rico del mundo? 

 

¿Crees que es Dubai?

No, el lugar más rico del mundo es el cementerio.

En el cementerio encontrarás de todo: libros que nunca fueron escritos, inventos que nunca fueron inventados, negocios sin empezar, ideas que las personas no llegaron a desarrollar...

Porque tenían miedo. Como tú.

Miedo a arriesgarse y equivocarse.

Lo sé, no es fácil. Pero te aseguro que es posible.

 

Crea tu propio camino


Hace alrededor de un año que dejé mi trabajo fijo en la farmacia para inventarme una nueva profesión.

Dejé la "seguridad" de una nómina a final de mes.

Pero también dejé los lunes por la mañana.

Dejé un horario fijo de trabajo, las guardias y los refuerzos de los sábados.

Dejé la rutina del trabajo entre semana y vivir sólo los fines de semanas y vacaciones.

Dejé el camino establecido por la incertidumbre.

No ha sido fácil. He necesitado ayuda para empezar.

Me he expuesto y me he enfrentado a mis miedos.

He cometido errores, que han sido más bien aprendizajes.

Pero he cogido las riendas de mi vida laboral y ahora soy yo quién elige en cada momento en qué emplear mi tiempo. Nuestro bien más preciado.

No sé cómo va a acabar todo ésto, no tengo ninguna certeza. Pero cada mes me surgen nuevas oportunidades, nuevas colaboraciones o nuevos proyectos que antes no tenía.

He seguido mi propio camino y no el que me marcaban otros.

No me arrepiento. Pienso que es mejor arrepentirse de lo que has hecho que de lo que has dejado de hacer.

Sabes que tú también tienes que crear tu propio camino.

Hoy la vida te ofrece otra oportunidad. ¿Sabes por qué?

Porque no estás en el cementerio. Todavía.

Estás viva y cada momento es irremplazable.

Tenemos que vivir nuestros sueños ahora porque son posibles.

Ahí fuera hay miles de personas que dedican su vida a cosas extraordinarias.

El verdadero significado del éxito es dedicar tu vida a algo con sentido, que te permita vivir libremente y con pasión.

Pero has de tomar una decisión. ¿Vas a recuperar tu vida o vas a seguir buscando excusas?

Hoy puede ser el día en el que todo cambie o el día en el que todo siga igual.

 

¿Cuánto te pagan por renunciar a tus sueños?
trabajo farmacéutico online

¡Descárgate GRATIS el ebook!

  • Trabaja como farmacéutic@ 3.0 de forma online desde casa y sin horarios
  • Conoce otras alternativas laborales al trabajo convencional de la Oficina de Farmacia

Ver información de privacidad

Nota: Post inspirado en los artículos: "No seas tú quien muera a los 25" de iV y "Recupera hoy tu vida" de Autorrealizarte

Si te ha gustado el post comparte en Redes SocialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
Eduardo Poch

¡Hola! Me llamo Eduardo Poch. Tras estudiar farmacia en la universidad de Salamanca y trabajar nueve años en una farmacia de Zaragoza, la ciudad donde vivo, decidí reinventarme profesionalmente y dejar mi trabajo por cuenta ajena. Ahora trabajo de forma 100% online, sin horarios ni jefe, desarrollando mi negocio digital; Farmaknowmada. En el que enseño a otr@s compañer@s a trabajar de forma online como farmacéutic@ 3.0 Y a generar ingresos online con sus conocimientos y experiencia en farmacia para ser más libres.

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply: